La pérdida brusca de peso o los embarazos pueden producir un exceso de piel en el abdomen. La abdominoplastia es una intervención que corrige este exceso de piel, consiguiendo un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha

¿QUÉ ES?
La abdominoplastia es una intervención quirúrgica cuya finalidad es extirpar el exceso de piel y grasa de la parte media y baja del abdomen, y así reforzar la musculatura de la pared abdominal.

¿EN QUÉ CONSISTE LA CIRUGÍA?
Se realiza una primera incisión de una cadera a la otra, justo encima del pubis, y una segunda incisión alrededor del ombligo para separarlo de los tejidos de alrededor. Si los músculos han perdido su tono, se suturan con el fin de conseguir un abdomen más duro y estrechar la cintura. La cirugía la realiza la Dra. Estefanía Poza, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, siempre bajo anestesia general y en quirófano.

¿QUIÉN PUEDE SOMETERSE A ESTA INTERVENCIÓN?
Mujeres y hombres, con una silueta relativamente buena, pero con acumulación de grasa o exceso de piel en el abdomen que no mejora a pesar de la dieta o el ejercicio físico. También son candidatas mujeres que hayan tenido varios embarazos, tras los cuales la piel y músculos del abdomen se han relajado y no han recuperado su tono inicial.

¿Y QUIÉN NO?
•    Los fumadores: deben abandonar el hábito unas semanas antes de la cirugía. El tabaco aumenta la posibilidad de complicaciones y retrasa la cicatrización.
•    Personas que posean cicatrices previas en el abdomen.
•    Personas con diabetes o enfermedades del tejido conjuntivo, ya que  pueden retrasar la cicatrización.

¿QUÉ OCURRE TRAS LA CIRUGÍA?
Para evitar que se acumulen fluidos en el abdomen, el paciente llevará unos drenajes durante unos días. Además utilizará una faja abdominal para que haya compresión en el abdomen. Es normal notar el abdomen en tensión, debido a la inflamación. Lo ideal es que el paciente comience a caminar lo antes posible para evitar complicaciones como la trombosis.

¿CÓMO ES LA CICATRIZ?
En una abdominoplastia la cicatriz se sitúa horizontalmente por encima del pubis, de manera que quede cubierta por la ropa interior o de baño habitual. La evolución de la cicatriz dependerá de cada paciente. En algunas ocasiones es necesaria una segunda intervención porque la cicatriz se ensancha, pero para ello hay que esperar entre 9 meses y 1 año.
 

Consulta con nuestros especialistas en el
928 48 21 79

Clic aquí