PIDE TU CITA ONLINE

CIRUGÍA PLÁSTICA DE OREJAS

OTOPLASTIA

 

Entre las numerosas anomalías que pueden presentarse en las zonas de la cabeza y cuello, las orejas prominentes se encuentran entre las más frecuentes. La otoplastia o auriculoplastia es la cirugía que las corrige.

 

El propósito de la cirugía de las orejas es reducir el ángulo formado por la oreja y la cabeza hasta unos 25-30 grados, ya que en la mayoría de los casos el grado de angulación entre oreja y cabeza es muy abierto.

Hay muchas técnicas quirúrgicas descritas y será el especialista responsable el que opte por la técnica que considere más oportuna. Lo fundamental es conseguir una recolocación de la oreja en su nueva posición sin tensión alguna.

 

¿CÓMO ES LA CIRUGÍA?

Como en otras intervenciones de cirugía estética, debe hacerse un estudio fotográfico antes de la operación con imágenes en diferentes posiciones y determinarse la forma, el tamaño y posición de la oreja.

 

Cara posterior de la oreja. En función de la parte sobresaliente, se dibujará un área de piel con las dimensiones adecuadas de la oreja. La incisión se sitúa en la cara posterior del pabellón auricular, con el fin de no dejar cicatrices visibles y hay que tener cuidado de situar la línea de incisión a una distancia de seguridad de hélix (cerca de 1 cm) para facilitar una correcta cicatrización.

 

Cara dorsal del lóbulo. Se dibujará una línea triangular para conseguir una correcta adaptación del lóbulo de la oreja una vez se haya efectuado la cirugía.

Una vez operada una oreja se debe realizar una técnica idéntica en el lado contralateral para obtener un resultado estético idéntico. No obstante, las orejas suelen ser asimétricas antes de la intervención y esto deberá tenerse en cuenta durante el planteamiento quirúrgico.

 

TRAS LA INTERVENCIÓN

Debe colocarse algodón impregnado en pomada antibiótica en las nuevas estructuras y cubrirse las orejas con un apósito sin presión, realizando un  vendaje no compresivo que actúe como protección ante infecciones, golpes, presiones o desgarros. El apósito debe mantenerse durante unos días. Mientras tanto, se debe recurrir a los antibióticos y a la analgesia.

El apósito juega un papel importante como complemento en un remodelado detallista y para asegurar un posoperatorio sin complicaciones.

 

ANOTA:

  • El procedimiento se realiza generalmente bajo anestesia local y sedación.
  • Es de régimen ambulatorio.
  • Pasados los 8 días se retira el apósito y las suturas.
  • Tras retirar los puntos, el paciente llevará durante 4 semanas una banda elástica por la noche.
  • Deben evitarse posibles traumatismos en la oreja durante el día.
  • El paciente puede lavarse el pelo con champú, con mucho cuidado y procurando no doblar la oreja ni manipular la herida.
  • Hasta aproximadamente 3 meses tras la intervención, deberá tenerse cuidado con las actividades deportivas.
  • En torno a los 6 meses se tendrá una completa curación.
  • Rápida incorporación al mundo laboral.

 

CASOS EXCEPCIONALES

En casos de deformidades del pabellón auricular (orejas prominentes u orejas en asa), puede recomendarse la intervención a partir de los 6 años en adelante, cuando el desarrollo auricular es completo. Sin embargo, se suele recomendar esperar hasta los 11 años para que la intervención se pueda realizar bajo anestesia local, con sedación, y en régimen ambulatorio. Suele ser el efecto psicológico negativo por comentarios y burlas de otros niños el que empuja a los padres a consultar al especialista.

Consulta con nuestros especialistas en el
928 48 21 79

Clic aquí