PIDE TU CITA ONLINE. Próximamente nuevo servicio disponible

La infiltración de toxina botulínica de tipo A, más popularmente conocida como Bótox, es un tratamiento estético orientado a tratar las arrugas faciales debidas a la expresión y mímica de la musculatura facial, como patas de gallo, arrugas del entrecejo y de la frente; y eleva ligeramente las cejas, dando un aspecto más relajado y joven al rostro.

La toxina botulínica puede aplicarse en cualquier época del año y los resultados son apreciables entre el tercer y quinto día, convirtiéndose en permanentes a partir de los quince días. Esta proteína purificada, se inyecta en cantidades minúsculas en los músculos del rostro, cuello y escote. Es ideal para pacientes jóvenes que empiezan a experimentar la aparición de las primeras arrugas de expresión; y en pacientes de más edad, combinado con otros tratamientos como los productos de relleno.

El tratamiento con Bótox permite revitalizar y rejuvenecer la mirada de manera inmediata, así como relajar los músculos faciales, dejando la piel distendida, tonificada y tersa, devolviendo la luminosidad al rostro. Resultados, todos ellos, naturales, armónicos y saludables.

El uso de esta toxina no es exclusivamente estético, también se aplica para la corrección de la hiperhidrosis o exceso de sudoración, y en otras especialidades medicas para el tratamiento de estrabismo, tics, espasmos musculares, dolor lumbar, ciertos tipos de migrañas o fibromialgia reumática.
 

Consulta con nuestros especialistas en el
928 48 21 79

Clic aquí