El control del niño sano forma parte de un protocolo de actividades de educación sanitarias dirigidas a los niños y las familias, con actividades preventivas de los problemas de salud más habituales.

Este seguimiento es esencial durante el crecimiento y desarrollo del niño; y requiere que el pequeño sea valorado dentro de su familia y la comunidad, integrando su salud en aspectos educacionales y sociales.

Los controles periódicos incluirán una historia clínica y una exploración física detallada, a partir de los cuales se realizará el consejo preventivo.
 

Consulta con nuestros especialistas en el
928 48 21 79

Clic aquí